Mantenerse en forma cuando sale a cenar es simplemente una cuestión de ordenar el menú correcto. A continuación hay 6 consejos para cenar saludable afuera:

Cuide sus bebidas

Al no pedir una bebida alcohólica, se ha ahorrado una cantidad considerable de calorías. Trate de beber té helado endulzado con un edulcorante sin calorías, un refresco dietético o limonada. Te alegrarás de haberlo hecho cuando consideres el ahorro de calorías.

Tener una ensalada al momento de cenar

Uno de los mejores menús para tener es la ensalada. No solo lo llenará, por lo que consumirá menos calorías en general, sino que también le dará una gran dosis de antioxidantes que son saludables para el corazón. Elige sabiamente tu aderezo. Evita los aderezos a base de crema y opta por los a base de vinagre. También tienes la opción de usar vinagre y aceite de oliva que es saludable para el corazón.

No pidas un aperitivo a menos que sea necesario

¿Sabes que algunos aperitivos tienen más calorías y grasas que el plato principal? Además, muchos aperitivos se fríen y se sirven con salsas espesas que aumentarán su consumo de grasas saturadas, grasas trans y calorías. No es una forma saludable de comenzar la comida.

Elija el tipo correcto de alimentos

Escoja a la parrilla en lugar de fritos. No solo ahorrará calorías y gramos de grasa, sino que también evitará las grasas trans que son tan frecuentes en los alimentos fritos. En su lugar, considere pedir una orden doble de verduras con su plato principal. Además, al evitar el almidón, estarás reduciendo tu carga calórica y de carbohidratos. Además, utilice salsas a base de tomate en lugar de salsas a base de crema y disfrutará de un considerable ahorro de calorías. Por último, pide que te sirvan la salsa en un plato aparte al lado para que puedas controlar la cantidad que comes.

No coma en exceso

Hoy en día, muchos restaurantes sirven mayores cantidades de alimentos que en el pasado. Si este es el caso, reserve una porción de su entrada al comienzo de la comida para llevarla a casa. Si lo quita de su plato antes de empezar a comer, estará menos tentado a comer en exceso.

Diga «No» a los postres azucarados y grasosos

En su lugar, opte por una selección de postres bajos en grasas o bajos en carbohidratos, como una tarta de queso baja en carbohidratos. Estas son elecciones sabias para el comedor consciente de la salud y aún le permiten terminar la comida con una nota dulce. Si una opción de postre saludable no está disponible, pruebe una taza de café con leche descremada para ayudar a saciar su deseo de algo dulce.

La próxima vez que salga a cenar, tenga en cuenta los consejos anteriores. ¡Se sorprenderá de la cantidad de calorías que puede eliminar de su comida simplemente ordenando los menús correctos! ¡Feliz alimentación saludable!

Comparte la receta: